Firman convenio ayuntamiento de Amecameca y CONAFOR para rescatar bosques de plagas.

*A propuesta de la alcaldesa, uno de los primeros lugares donde trabajarán las Brigadas será en el bosque del Sacromonte, uno de los sitios turísticos más importante del municipio.
 
El gobierno municipal que encabeza la alcaldesa, Ivette Topete García y la Comisión Nacional Forestal, firmaron un convenio denominado “Proyecto de combate y control de plagas y enfermedades forestales en el municipio de Amecameca”, mediante el cual la Conafor trabajará con Brigadas de Protección Forestal en Sanidad, para monitorear, detectar, diagnosticar, combatir y controlar plagas forestales.
 
El convenio establece que la Conafor destinará 633 mil pesos en la realización de actividades de compensación ambiental, en tanto que las autoridades locales participarán en la coordinación de acciones y supervisión de los trabajos.
 
A propuesta de la alcaldesa, uno de los primeros lugares donde trabajarán las Brigadas será en el bosque del Sacromonte, uno de los sitios turísticos más importante del municipio de Amecameca en cuya cima están los vestigios de un antiguo convento.
 
Ante miembros del Cabildo, Ivette Topete mencionó la importancia de rescatar los árboles enfermos del parque nacional Sacromonte, debido a su gran biodiversidad, donde florecen especies de plantas como orquídeas, bromelias o piñas con flor, árboles, arbustos y helechos, así como plantas de especie medicinal.
 
El lugar propuesto para iniciar el proyecto de Conafor es un refugio para las aves que bajan de las zonas montañosas como lechuzas, tecolotes, águilas entre otras, y que se dice, “anuncian las nevadas”.
 
También se encuentran reptiles como serpientes de cascabel, chincuates y serpientes de agua, en cuanto a otros animales que se refugian en el cerro están los tlacuaches, cacomixtles, pequeños roedores, solo por mencionar algunos.
 
El proyecto que da soporte al convenio firmado por ambas instancias establece que, según estudios, se ha observado que los insectos y agentes patógenos responden al calentamiento global, desde cambios en su fenología y distribución hasta influencias en las dinámicas y composiciones comunitarias, en donde muchos de los impactos serán enormemente perjudiciales como por ejemplo los índices acelerados de desarrollo de insectos, expansión del radio de acción de las plagas, entre otros.
 
En tanto que los organismos de sangre fría, los insectos y agentes patógenos forestales pueden responder rápidamente a cambios climáticos, impactando directamente en su desarrollo, supervivencia, reproducción y expansión.
Visitas: 1123
Publicado en Noticias y etiquetado , , , , , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *